CARTAS A MI MADRE. TERCERA CARTA.


TERCERA CARTA.

Me alegra mucho saber de ti. Llamar a casa y que me digas que estás bien, notarlo en tu voz, oírte reír por el teléfono.

A pesar de todos los momentos malos que llevamos a nuestra espalda, hemos sabido superar obstáculos, rehacer la vida y salir adelante. 
Todo gracias a tu tesón, a tu dedicación hacia mí.

Siempre lo he pensado y pocas veces lo he dicho, tengo una madre coraje, luchadora.

Gracias mamá. Gracias por darme todo lo que tienes, por creer en mí, por enseñarme como levantarme de lo más profundo.

Gracias por hacer de mí una persona íntegra, con valores, con principios, con metas en la vida.

Ni frente a un millón de madres cambiaría a la mía, no hay una madre mejor. Tendrá sus defectos, como todos, pero también tiene muchas virtudes.

Gracias por dejar que me equivoque con mis decisiones, no hay mejor manera de aprender; por apoyarme en todo lo que he hecho, por estar siempre ahí.

Eres la mejor y siempre lo serás.

Gracias mamá, por todo.

Te quiero.

Entradas populares de este blog

CARTAS A MI MADRE. SEGUNDA CARTA.

ENTRE FRONTERAS (2º Premio I Concurso de Relatos Cortos Lésbicos)

CARTAS A MI PADRE. PRIMERA CARTA